Éste no fue el Miami que me vendieron. #2

Me considero de esas personas optimistas, de esas que no pierden la fe o la esperanza, siempre trato de buscar soluciones rápidas y prácticas. Justo una semana después de haber renunciado en El rancho grande entre a trabajar en Carpaccio ubicado en el Bal harbour Shop. Según las personas uno de los centros comerciales más caros de Miami. Con un uniforme elegante y pulcro me dieron la bienvenida junto a un cartel invisible que decía  “Bienvenido a los ESCLAVOS unidos” . Nada más en mi primer día de trabajo había logrado ver carros exesivamente costosos que iban desde un Audi r8 y lamborghinis hasta  maserati y Ferraris. Ganando a 70$ diarios solo en propinas, logre saldar mis deudas en una semana y cuando por fin tuve un poco más de tranquilidad comencé a pensar en todo lo que necesitaba comprar en las próximas semanas. Entre mi fantasía de poder comprar todo lo que quería me llevo la sorpresa de que absolutamente todo lo que quería había pasado a segundo plano, no había zapatos o ropa que valga cuando lo único que haces es trabajar y no tienes tiempo de usar el short que querías desde hace un mes. En mi país puedo decir que me la pasaba en tacones casi toda la semana, ahora, con suerte los uso una vez al mes.

 Me preguntaron por mis horas disponibles para colocarme un horario fijo, termine obteniendo los sábados libres para poder estudiar ingles y el resto de la semana trabajaría de 5pm a 11:00pm. En un restaurante tan movido llegaba igual de agotada a la casa. Un día que me toco trabajar en la mañana por hacer un cambio necesario para uno de mis compañeros entre a las 10:00 am y salí a las 5:30, apenas llegue caí en un sueño profundo, alrededor de las 8:30pm me despierta una llamada para una invitación a salir, la rechacé sin pensarlo, no me sentía bien. Acto seguido comencé a llorar. Cuando me vine a Estados Unidos lo hice con una persona con la que había pasado 6 años de noviazgo la cual con los años se convirtió en lo más tóxico que pudo existir, en esta “aventura” habían dos opciones: 1. Formalizábamos una vida juntos. O 2. Se acababa por completo. Y digamos que yo apostaba más por la segunda que por la primera y como dice el dicho << piensa mal y acertarás>>  . Ya tenía un postgrado en decepciones y un magister en los “yo voy a cambiar” las decepciones dejaron de doler y aunque pasamos el primer mes juntos bajo el mismo techo ni siquiera dormíamos juntos, como era costumbre se le olvidaron las promesas y siguió con su vida y yo me aleje hasta que comencé a verlo de la misma forma que usaba mis tacones. Nada de esto me había importado hasta esa noche en la que nisiquiera mi amiga la colombiana quién era mi compañera de cuarto llegó esa noche a casa. Llore por qué estaba sola, hablando con gente que realmente no esta, extrañando a mi familiar y el “como te fue” de mi papa, no tenía nada ni a nadie, mi hermanita con la que estaba de día de noche ahora solo la veía en fotos o por skype, en unas pocas semanas sería el cumpleaños de mi papa y luego el de mi hermana y mi abuela y yo no estaría ahí. mis mejores amigos son contados y todos estaban lejos. Sentir ese vacío dentro no se compara con ningún otro dolor que haya sentido en la vida y peor pensando que tenía una decisión que tomar la cual tal vez implicaría no verlos por un largo tiempo. Después de la tormenta llega la calma, me repetí esto como un mantra dándome el animo que nadie más podía darme en ese momento y así volví a dormirme para al siguiente día seguir con la rutina.

A la misma vez me convencía de que definitivamente este no fue el Miami que me vendieron.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s