El insomnio realmente es mío, tú nunca tuviste nada que ver.

Desde pequeños nos enseñaron a amar, siempre contándonos historias de amor. Recuerdo bien sobre aquella leyenda que decía que cuando estamos despiertos durante la noche, es porque estamos despiertos en el sueño de alguien más. Muchas veces estuve despierta durante horas, logrando conseguir el sueño pasadas las 5:00 am, espero que mi insomnio haya sido porque siempre estaba en su mente, o al menos eso es lo que quiero creer para no sentirme mal, porque la verdad es que sé que mi insomnio es solo mío, estoy segura que él esta durmiendo placenteramente mientras yo sueño una vida entera con los ojos abiertos. Nos dijeron que teníamos que amar, pero nunca nos dieron una regla sobre cómo hacerlo, o peor sobre cómo evitar el dolor de un amor perdido, de una relación que no funcionó o de un amor no correspondido.

“Hay amores que merecen ser tatuados en el cuerpo bajo un lema que siempre diga “está persona dejo huella” 

– Alberto Barradas

El amor es un arma de doble filo, y aunque a veces te haga sentir destrozado por dentro, lo podemos negar que es la mejor de las sensaciones cuando estamos en plena ilusión, todos pasamos por las mismas situaciones, solo que las vivimos en tiempos diferentes, pero nuestros abuelos, padres y amigos también llevan el amor dentro de ellos, también se han enamorado y también les han roto el corazón y ¿quién sabe? Tal vez ellos también han roto unos cuantos.
Por más que intentemos recolectar toda la fuerza de voluntad del mundo el corazón siempre será de quien lo hace latir a las tes de la mañana, ya sea a través de una llamada o un recuerdo que se quedó en nuestra mente como una película que se repite a diario y más en las noches, el corazón siempre es de quien lo acelera con un mensaje inesperado en el medio de la tarde o una llamada rápida un viernes en la madrugada ya que la distancia crea cambios de horarios significativos esos amores mantienen la esperanza de lo que de llama “la teoría de los viajes en el tiempo” esperando a ver si con un poquito de suerte al viernes se le cae la “R”

los humanos somos masoquitas, siempre insistimos un poco en ese amor imposible, que en el fondo sabes que es la persona equivocada, el que una parte de ti le pertenezca no es garantía de que una parte de ese alguien también te pertenece. Para aprender a superarlo tienes que aceptarlo, dejar que duela, que queme y que cicatrice de adentro hacia afuera, no es necesario seguir detrás de alguien que no voltea a ver ni a su misma sombra.

Si algo he aprendido es que uno a veces se enamora de quien menos lo imagina y justo cuando no estás buscando compañía, el amor ( a diferencia de lo que piensen algunos) definitivamente no se elige, el amor te elige a ti.

“Si Ud. realmente me quiere en su vida, entienda que mi amor es complicado, pero dulce y sincero, entienda que yo no sé amar a medias, no me enseñaron y nunca quise aprender por mi cuenta, es todo o es nada” 

@Fernandadsousa17

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s