Con broche de oro.

Luego de salir del mar de emociones que fue Miami para mi el año pasado, había tomado la decisión de irme, porque no me sentía cómoda y no quería quedarme, tome un vuelo el 29 de abril de 2016 hacia Colombia, pase casi un mes entero en Bogota viviendo sobre las nubes para luego tomar otro avión que me regresaría a Venezuela. A esa “paz” que tanto anhelaba, esta ansiosa por regresar a los brazos de mi familia, ver las caras de mis amigos y dormir en mi cama. Y aunque ustedes no lo crean, me sentí ajena.

Los primeros días fueron mágicos, pero luego de 7 meses fuera de tu país inconscientemente te acostumbras a otro sistema, terminas adaptándote al orden y a las reglas, te vuelves independiente y auto suficiente, creces como persona, te vuelves mas responsable y el caos de antes choca con tus nuevos limites . En ese momento recordé las palabras de Angélica una de mis mas apreciadas amigas que me regalo este 2016 :

“Nada como volver a un lugar que no ha cambiado para saber cuanto has cambiado tu”

No se había equivocado, Venezuela a pesar de ser mi hogar y el país de mis sueños, se me quedo pequeña en cuestión de sueños. Sin embargo me quede 6 meses mas en mi país, estaba siendo optimista dentro de tanto caos, la risa de mis amigos habían cambiado por preocupaciones económicas, las reuniones familiares ya no eran frecuentes y aunque era notorio que la situación les había afectado a todos, yo quería ver algo diferente. Trate de retomar mis estudios, fui a cursos, conferencias y presentaciones, rebaje los kilos que había subido y comencé a hacer modelaje de nuevo. Pero mi país ya no era el mismo y yo no podía tapar el sol con un dedo.

Después de buscar compañía durante días y fallar en el intento, decidí ir sola de valencia a caracas el 14 de julio hacia la conferencia de emprendedores 2.0, fue una presentación increíble, grandes personalidades e influencias venezolanas eran los ponentes de la conferencia. Un evento impecable. Como en ese momento yo era una joven con el corazón roto asi que decidi invertir mi tiempo en aprender para mantener la mente ocupada y vaya que ese día me puso a pensar. Sali de la conferencia con una sonrisa de oreja a oreja, con las ideas fluyendo con facilidad y proyectos que por fin comenzaban a tomar rumbo, al cruzar la calle mis ojos vieron el infierno en la tierra, al rededor de 5 personas estaban comiendo los desperdicios de un restaurante en la entrada de un callejón. No pude contener mi asombro. No eran indigentes, eran personas pobres que era obvio habían perdido todo, desde las ganas de vivir hasta la vergüenza y la dignidad. La sonrisa ya no estaba y no hice mas que llorar de regreso a mi casa. Antes de ver eso había hablado con mi papa por teléfono resumiendo mi emoción por la conferencia y cuando llegue a casa no podía ni hablar, me pregunto ¿Qué había pasado? y le explique.

Ahí también me transporte en el tiempo a mis 9 años (aproximadamente) mi papa me había mandado a comprar pan a la panadería que estaba cerca del negocio y justo a mi lado habían una señora de unos 65 años preguntando por el precio de una manzana que no pudo comprar. Yo inocentemente le pregunte que ¿Por que no se la llevaba? a lo que me respondió : “Hija hoy he perdido todo, mi casa se quemo y no tengo ni para comer, perdí hasta la ropa, lo único que tengo es esta bata que cargo”. La señora se fue y yo me regrese llorando, mi papa preocupado me pregunto ¿que había pasado? le explique y me dijo que todos tienen suertes diferentes, que no llorara porque seguramente esa señora tendría hijos que vendrían a ayudarla y que aunque queramos nuestras manos no siempre pueden ayudar a todos.  Me calme solo porque tenia esperanza en que los hijos le compraran la manzana.

La sensación en ambos momentos fue la misma, el vacío en el estomago y la sensación de tener las manos atadas sin poder hacer mucho es frustrante. Desde entonces no boto comida, cocino lo necesario y si sobra se la regalo a alguien que encuentre en la calle.

Esa fue mi perspectiva de Venezuela, no podía tapar la realidad con un dedo y aunque quisiera ayudar no podía, primero tenia que crecer para poder regresar y poder ayudar a quienes los necesiten, por ahora solo ayudo en la medida que puedo, aporto lo que puedo y trato de dar el ejemplo. decidí que era momento de tener un poco mas responsabilidad y cumplir lo que me había propuesto al inicio del año.

Una vez mas agarre maletas y me fui llegue a Miami se me abrieron muchas puertas, he cumplido la mayoría de las metas que propuse y otras las he aplazado un poco, a veces por amor, otras por tiempo, otras por falta de disciplina, pero sin duda las cumpliré. Este año me perdí, me fui, regrese y me encontré. Mi mente se abrió mas y ahora puedo entender mejor, sigo siendo optimista pero un poco mas realista, sigo viajando cada vez que lo necesito y seguiré aprendiendo y compartiendo mis conocimientos con ustedes.

Este año 2016 ha sido increíble uno de los mejores de mi vida, me siento cada día mas humana, mas astuta y mas feliz. Este 2016 me enseño que aunque hayan años buenos y otros no tan buenos, todos sin duda nos dejan experiencias que bien o mal nos sirven para el futuro.

“Toda acción tiene una reacción”

Por cierto, en los últimos días todo me ha salido un poco mal y como dicen que viajar te ayuda a mover las energías, decidí una vez mas agarrar mi mochila, mis mas cómodos zapatos, un boleto y huir, justo ahora no estoy en Miami y creo que necesitaba distraerme, he pensado con mas claridad y he podido escribir esto y otras cosas mas para ustedes por eso no me queda mas que agradecerles por leerme.

Hace un año comencé a escribir un blog, que casualmente es que blog que estas leyendo en este momento. “SapiosexualSite” Le puse este nombre porque, a pesar de solo escribir para desahogarme, también lo hacia con la esperanza de que alguien mas me leyera y se identificara con mis letras, aprendiera de mis errores y aplicara en su vida alguna de mis reflexiones. Este blog comenzó como un hobby. Escribir siempre ha sido mi mejor manera de comunicarme y en este espacio sin duda pude encontrarme.

Espero que les haya gustado lo poco que comparti con ustedes este año, cierro el 2016 con broche de oro y aperturo el 2017 con mas ganas y entusiasmo. Se vienen cosas buenas y espero que tu como lector, amigos o quien seas, puedas vivirlas conmigo.

Anuncios

2 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s