• Un amor a la altura de tu corazón. 

Desde el conocimiento de mi vejez, a mis 74 años escuché a mi nieta, quien incosientemente hablaba en voz alta sobre los paradigmas y comportamientos sociales, explicándole a alguien desconocido o tal vez a si misma sobre el ¿por qué? En cuestiones del amor en pareja es necesario e indispensable tener amor propio. Haciéndose preguntas o más bien cuestionándose sobre sus actitudes y acciones pasadas, jurándose y prometiéndose a si misma que no volvería a caer en una relación tan profunda porque termina siento dolorosa, que estar con un chico guapo era la desiciones más imprudente que podía tomar porque casi todos eras infieles. No paraba de hablar a solas mientras pintaba un libro lleno de mándalas a blanco y negro. Preguntas como: ¿Para que quiero una pareja perfecta?, ¿que sentido tiene enamorarse, sabiendo que puede doler?, ¿que clase de amor puedo esperar de alguien que dice que me ama, pero me abandona y se desaparece?… por supuesto las dos ultimas las expresó apenas entendibles, pues ya las lágrimas corrían por sus mejillas.

Sus lágrimas me hicieron recordar a los millones de corazones que deje rotos durante mi adolescencia, a las míl aventuras de una noche con mujeres que luego no les conteste el teléfono. A las salidas casuales, al sexo sin compromiso y a la inmadurez incontrolable que te hace perder a la mujer que deseas por orgullo, por no saber expresarte a tiempo y por no querer dar tu brazo a torcer por el ‘¿que diran?’. Detrás de sus lágrimas y sus palabras ya inentendibles pude decifrar la frivolidad de una mujer que había aprendido a amar a un corazón que no le supo corresponder y como consecuencia se excusaba con palabras de aliento baratas que se daba así misma para consolarse…  Me vi tentado a abrazarla pero espere que se calmara, espere que respirara y pedía al cielo que la madurez que la caracterizaba a tan corta edad  la hiciera razonar, porque por mucho amor propio que vaya a fabricar no existe nada como el calor que te da las manos de un amor recíproco…

Por supuesto al rato dejo de lado las lágrimas y a su vez, el libro de mándalas pintados a la mitad. Sus preguntas pasaron de un consuelo inútil a una ráfaga de palabras donde ahora se juzgaba y luego justificaba las acciones del chico que le gustaba. La incertidumbre de saber si el de verdad la amaba la consumía, se le notaba la preocupación por encima, su mirada perdida me hizo recordar las palabras de un muy buen amigo: ‘El destino te jugará la peor de las bromas, te hará conocer a la persona perfecta en el momento menos indicado’ . Me vi tentado a compartirlo con ella, pero antes de levantarme de mi silla, leí con claridad la dedicatoria que me había dejado mi adorada esposa en el libro que me había regalado en nuestro último aniversario y que por casualidad o tal vez causalidad ahora estaba en mis manos. Lo pensé y era la frase perfecta. Me levante silenciosamente aguantando el ligero correntazo que me daba cada noche en la cadera para posarle mi mando en el hombro y decirle: … ‘No te engañes, todos merecemos a alguie estable, que amemos y que nos pueda amar, que nos regale cariño y estabilidad emocional, todos merecemos a alguien que no nos haga dudar, que uno pueda irse a dormir sin preguntarse si mañana nos van a seguir queriendo o no’

No te preocupes demasiado, si es será y no ya pasara, luego conseguirás un amor a la aultura de tu corazón.


_____________________________________________
Cinco frases que me encantaron’

1. “Léeme los ojos como lees tus libros, quizá ahí encuentres mi mejor argumento y tú libro favorito” – William Osorio Nicolas.

2. ” A la mierda el conformismo, yo no quiero ser un recuerdo” – Elvira sastre

3. “Te espero, no tardes. No tengo prisa pero no tardes… ¿si?” – Miguel gane

4. “Los kilómetros solo separan cuerpos. Lo que separa a las personas es el miedo a intentarlo” – @benjiverdes

5. ” Y juzgo a los hombres por los libros que descansan en su mesilla… lo confieso” – Sara. Herranz

“Dame una señal para no darme por vencido… te puedo dar tiempo, siempre y cuando sepa que volverás y volaras conmigo.  – Anónimo

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s