• Un corazón dividido 

-¿Se puede amar a dos personas a la vez? – Le pregunte a Jhon que estaba sentado en el balcón a punto de encender un cigarrillo.
-¿Qué? – Respondió confundido.
-¿Crees que se puede amar a dos personas a la vez?


-Adam hermano, te estas volviendo loco tienes que tomar una desición urgente porque de lo contrario esas mujeres acabaran con tu vida. – Se acerco y con su mano extendida me dio las típicas dos palmadas de consuelo que la gente te ofrece cuando inconsistemente siente una emoción de pena/lastima hacia ti. Es esa palmada simpatica que todos los humanos ofrecemos como un acto de consuelo, que en realidad no consuela en absoluto.
-Son casi las cuatro de la mañana, me sacaste de mi casa para ayudarte con un problema que solo haz empeorado. Yo no soy quien para juzgarte pero, ¿puedes explicarme porque las metiste a las dos en tu casa?- Dijo Jhon con mirada expectante, esperando una respuesta. 
-No sera ningun problema, lo tengo todo descontrolado pero en orden. 
-¿Que ocurrió Adam?, solo dime… – Un suspiro profundo dio mi respuesta, pero jhon esperaba mas.
-No lo se, ha sido una noche larga, ha pasado de todo y a la vez nada. Sali a Terraza 21 con la intension de relajarme, tomarme un par de cervezas y escribir algunas canciones, Mia se iba a quedar en su casa o al menos esos eran los planes, luego me dijo que Karina había llegado de viaje y le había dicho para encontrarse, no le di mucha importancia hasta que me encontré con Amanda…. Viejo, quisiera explicarte pero no se que me pasa.
-Hermano cálmate, Mia ha sido tu novia desde hace 7 años, nunca han peleado y ahora no entiendo cual es el problema, ustedes viven un noviazgo casi perfecto, no dejes que una ilusión lo dañe.


-Todo esta perfecto hasta que aparece Amanda, he tratado de comportarme porque es mi amiga pero una vez la bese sin querer, fue una confusión, cruzamos los rostros para el mismo lado y pasó, ella se sorprendió pero decidimos no tocar el tema, era mejor fingir que no había pasado; como consecuencia ahora siempre pienso en ella, en un par de meses ha logrado permanecer constantemente en mi mente y no puedo evitarlo, la veo todos los días en el curso y a veces hasta siento que la amo, es despreocupada e inteligente, me gusta como lee, me gusta que se interese en mi música, me gusta que sea egocéntrica, sarcástica y arriesgada, parece una nerd pero es increíblemente sexy, y tiene un “no se que” que me esta volviendo loco. 
-Eso lo entiendo, entiendo que te pueda gustar pero ¿como llegamos a este punto?
-Una mala jugada de la vida supongo. Mia apareció con Karina en el mismo lugar, era casi media noche y todas tenían mas licor del que puedo imaginar; Decidí quedarme sobrio para no cometer una locura, las presente y 20 minutos después ya hablaban como si fueran amigas de toda la vida. Estaba anonadado, estaba alucinando y no había tomado ni una gota de licor, por un momento entre en pánico, por eso te llame. 
-Tal vez es solo una emoción del momento, se te va a pasar…- Con su respuesta supe que no entendía lo que yo sentía y para mi desgracia y miseria yo tampoco sabia explicarle. 


John se acosto en el mueble de la sala y dos minutos después ya estaba dormido. Me quede en el balcón respirando el aire frío de la madrugada, buscando en mi mente las palabras exactas para solucionar el desastre que me deparaba la mañana. Me hubiese gustado explicarle a alguien que me entendiera y me diera un mejor consejo, pero no supe expresarme, no supe decir que después de presentarlas hablaban como si fueran amigas de toda la vida, tomaron cerveza, luego vodka, una copa de vino y mas de 6 shots de tekila, después de los dos primeros desee tener una licuadora para mezclarlas y sacar lo mejor de ambas, también comence a detallarlas descaradamente pero ellas estaban tan ebrias y sumergidas en su conversación sin sentido que no se dieron cuenta, no se si era yo o el exceso de dopamina en mi cerebro pero me parecian idénticas. Cabello largo, dientes perfectos, las manos limpias y las uñas pintadas, no podía controlar mis pensamientos, tenia el corazón dividido entre la mujer que le da calma a mi vida y la mujer que le pone adrenalina a mi mundo. La responsabilidad y la inconsciencia. Mia es la mujer perfecta, me llena de paz, amor y calma, pero Amanda es un reto, un misterio que debe ser descubierto, la quiero en mi vida pero no quiero dejar a Mia. En ese momento llame a Jhon, ambas estaban casi en la inconciencia, se supone que debi llevar a Amanda en su casa, pero no quería dejarla asi que me decidí por uno de mis tantos pensamientos estupidos y las lleve a las dos a mi casa.
Como si fuera poco y no fuera suficiente tenerlas a las dos en mi casa, resulta que también estan en mi cama, las estoy viendo justo ahora y no puedo pensar en nada más que amarlas… No puedo evitarlo, tampoco puedo ocultarlo, estoy enamorado, las amo a las dos, son hermosas despiertas, sobrias, dormidas y ebrias. Trato de pensar en las diferencias para no volverme loco, pero solo se diferencian en la personalidad y en ocasiones, no pocas, no se cual me gusta mas.

  • Mia es paciente e ilusionada, Amanda es impulsiva y realista. 
  • Mia tiene el cabello liso por completo, Amanda tiene ondas en las puntas.
  • Mia tiene unos ojos café que te mantienen despierto, Amanda los tiene azules como el cielo. 
  • Mia es extremadamente femenina las 24 horas del día, Amanda lo es cuando lo quiere ser, se aprovecha de su belleza y no la culpo puede andar todo el día en pijama y se vería hermosa.
  • Mia es de tacones y cartera, Amanda es de jeans y franela.
  • Mia da mil vueltas en la cama, Amanda duerme abrazando una almohada. 
  • Mia viaja para conocer, Amanda lo hace para crecer.
  • Mia es sumisa y tranquila, Amanda es arisca y retadora.
  • Mia es una fuente que regala amor, Amanda lo da en gotas
  • Mia cree en la espiritualidad, Amanda también.
  • Mia ama ir a la playa, Amanda también.
  • Mia adora las flores, amanda también.
  • Mia es casi siempre una damisela en peligro, Amanda es mucho mas valiente.
  • Mía tiene un cuerpo envidiable pero Amanda es más elegante.
  • Mia prefiere el tren, Amanda la bici.
  • Mia toma café, Amanda té
  • Mía prefiere la música, Amanda los libros.
  • Mia lee, Amanda escribe.
  • Mia, siempre sera mia, Amanda…. 

Mientras llegaba la mañana me convenci de que si es posible amar a dos, el problema es que no podemos ser tres. En el mundo existen demasiadas maneras de amar, amo a Mia con los recuerdos, con vivencias y momentos, con calma, con tranquilidad y esperanza; pero también Amo a Amanda, amo que sea arriesgada, que no le tenga miedo a nada, amo la ilusión de saber que con ella puedo tener aventuras que Mia nunca me permitiría, amo a Mia porque le da sentido lógico a mi vida, pero amo a Amanda porque me hace sentir vivo. 

El sol está saliendo, ya veré qué desicion tomar en la mañana…

¿Y tú? ¿Crees que se pueda amar a dos? 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s