• Siempre es bueno, volver a los viejos lugares donde se amó la vida. 

Llegaste a mi mundo con un cartel de bienvenida, parecía falso y así te lo decía. Mantuve distancia hasta el punto en que tu insistencia le gano a mi paciencia. cedí a regañadientes, me abrí poco a poco hasta que diariamente tuviste un espacio en mi mente, compartimos una vida bonita, de vez en cuando te pienso y creo que todo fue de película. Te pedí mil veces que no me insistieras más, que disfrutáramos el momento que pronto se iba a acabar, no entendiste que lo tuyo era una ilusión y que se te iba a pasar, me negaste mil veces que mis palabras no eran verdad, que tus sentimientos eran puros y en el tiempo iban a durar. Ahora te pregunto par de días después ¿a donde los fuiste a buscar?, digo, las promesas que no cumplimos, los besos que no nos dimos, los viajes que nunca hicimos… No quiero voltear la torta y hacerme la víctima, pero entre líneas te dejo escrito que pienso que entre tú amor y el mio, sin duda, el mío fue más bonito. Nunca te hice una promesa que no fuera a cumplir y jamás subestime el amor que podría llegar a sentir por ti.
¡Felicidades lo lograste! Conseguiste lo que quisiste, armaste un especuló que era innecesario. ¿O si?, a ver cuéntame ¿Que necesidad hay de jurar sobre mentiras cuando te dan la oportunidad de disfrutar sin compromisos ni medidas?. Yo no quería enamorarme, pero lo lograste. Lograste entrar en mi vida y luego te marchaste; con una excusa barata entre los labios de mi te alejaste.

¿Recuerdas la diferencia entre metas y sueños? Pues por un rato estar contigo y hacerlo bien era mi meta, pero luego solo pasaste a ser un sueño, porque te quise conmigo, pero no haría nada para hacercarnos.

Me dolió. Me doliste. Me pesaste.

Cuando note que me habia involucrado más de lo que había imaginado me dolió, me enoje conmigo por haber aceptado una propuesta que no debí haber forzado pero enseguida comencé a trabajar en mi. No lo niego, no fue fácil, me costó retomar mi rutina, me obligue a pensar en mis sueños y compromisos, pero en el fondo quería pertenecer a los tuyos. Me costó volver a pensar en la vida que tenía antes de que entraras en la mía, me costó sacarte de mis pensamientos y mis pesadillas. El psicólogo me dijo que mi mente no descansaba porque mi cuerpo no drenaba, básicamente me dijo lo que pasaba. Por supuesto me ayudó con un par de palabras, también le dije quién había sido y me dijo que me había perdido, que sino luchaba por un futuro juntos que entonces recordara de donde había venido y así me encontraría donde me pude haber desaparecido. Sus palabras me dieron la idea que pronto comencé a aplicar. Estaba perdida, pero tuve que adentrarme y perderme realmente, como solo yo se hacerlo, en el laberinto que dejaste para volver a encontrarme.

Si, decidí volver a todos los lugares que visite a tu lado para saber en cual de ellos había dejado de ser mía convirtiéndome en tuya. Regrese a todos y cada uno de ellos, desde los mares, hoteles y restaurantes, buscándome en los rincones y hasta debajo de las mesas. Tuve que perderme en ese pasado infertil que no dio frutos para retomar mi vida y recordar quién fuí antes de ti.

En el trayecto, removí emociones y momentos donde más de una vez me critique y juzgue, hasta que luego no lo volví a hacer, me desprendí de ti y de todo lo que no me hacia bien; finalmente me encontré con quien era antes de conocerte y aunque no lo creas, esa ha sido mi mejor versión. Y la conservo.

Fui una hija de puta y no me arrepiento, (de hecho ahora soy peor) defendí mis sentimientos hasta donde pude y lo seguiré haciendo. No nos entendimos pero cedí lo que tenía que ceder. Mi psicólogo me ayudó a volver y sin titubear me hizo entender que entre nuestros amores el mío fue más sincero. Porque aunque que hayas querido hacerte la víctima, entendí que quien ama de verdad cura sus heridas en la soledad, no en los brazos de alguien más.

Me olvide de ti, volví a creer y a trabajar en mi, recupere mi amor propio y mi espiritualidad, cada día más completa, más feliz y más coqueta. Me volvieron las sonrisas sinceras, las figura delgada que había deseado y el brillo en los ojos que tanto amo. Con respecto a ti, ahora tengo claro que mi intuición no falló, quisiste marcar una ligera diferencia pero no dejaste de ser uno más del montón.

img_4174

___________________________________

“Ojalá amor, algún día entiendas que hay personas que no entregan más; que cuando la casa esta vacía, el orgullo pesa más que una bolsa con un cadaver. Ojalá algún día te veas y entiendas que tu cuerpo y vos son solamente palabras sueltas y que fuí yo quien te convirtió en poema.”

-C.C.

Anuncios

1 comentario

  1. Muy sincero tu poema, no sabia que escribieras. Si me permites, te menciono unos detalles:

    Linea 21… creo que te refieres a “Espectáculo”, de referirte al instrumento lleva tilde en la ‘e’ “Espéculo”

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s