Diez dias no bastaron.

El 7 de Junio tome una decisión, a mi parecer bastante complicada, pero jamas imposible. Y es que, decidí vivir una experiencia completamente alejada de las redes sociales y entonces me comprometí a hacer de los siguientes diez días una aventura. En realidad al principio eran cinco, luego los aumente a diez, y luego quería hacerlo un mes entero, pero creo que para eso tendré que esperar un poco.

Desde el año pasado adopte un extraño amor por los viajes, no importa si son cortos o largos la intención siempre es la misma, dejar de lado la rutina, desprenderse del trabajo, conocer un lugar nuevo, disfrutar de la experiencia y mover las energías para que todo lo malo se evapore con el sol, se resbale con la lluvia o se disuelva en el mar.

Fueron diez días llenos de magia, donde para ser honesta logre experimentar más emociones de las que puedo contar, pero esta vez las tratare de enumerar:

  1. Me mude, ya no estoy viviendo en la misma casa de todas mis fotografías, me desprendí de la que fue mi habitación por lo últimos ocho meses y le abri los brazos a otro lugar donde me siento a gusto. Fue un día nostálgico, los que vivían conmigo se despidieron de mi como si no nos volviéramos a ver en años y yo en ese momento los odie casi tanto como odio las despedida pero me tome un tiempo y termine de leer Un buen hijo de P… , De Ismael Cala, sin duda un libro espectacular que te hace pisar tierra y visualizar a todo lo que te rodea de una manera más optimista.

IMG_0819

 

2. Viaje a Key West, es la parte mas al sur de la florida donde llegas a estar a solo 90 millas de cuba. Un lugar tan encantador como caluroso, con gente increíblemente alegre y amigable; pero como en toda aventura no todo es hermoso me toco almorzar en un restaurante de comida marina donde ordene mi plato favorito. Paella y debo decir que sali del restaurante pensando seriamente en hacer una colecta para mandar al chef a hacer un curso. Que comida tan mala. Sin embargo tomando en cuenta lo bueno, admito que siempre volvería para recorrer sus angostas calles llenas de arte hechas a mano por los lugareños.

 

3. Fui a una master class de social media, y se que es algo absurdo tomando en cuenta que estaría alejada de las RRSS por unos días, pero era una oportunidad que no podía dejar pasar y tenia que estar preparada para retomarlas perfectamente cuando volviera.

IMG_0352

4. Me pinte los labios de rojo, me alise el cabello, me puse el collar de mi infancia que pensé que había perdido y fui a un concierto de los Backstreet boys. Una banda que esta lejos de ser de mi época pero por tener unos padres tan jóvenes escuche su música desde pequeña y entonces me convertí en una fan mas. Ver su show en vivo sin duda fue un espectáculo.

 

5. Desde que me mude tengo una nueva compañera con quien comparto la casa y mis inventos, es una amiga de la infancia, somos dos polos completamente opuestos pero como el poder de la influencia es grande logre inculcarle el habito de la lectura y ahora debatimos las historias de libros que ya he leído. Cosa que me emociona hasta el infinito.

IMG_0602

6. Mi heladera favorita remodelo su pequeño kiosco, ahora es un local ligeramente mas grande con sillas y mesas para disfrutar de los rápidos platos de comida y del mejor cono de cookies and Cream que podrán probar en sus vidas.

IMG_0632

7. Escribi en la pared de don glotón, un restaurante de comida venezolana una de mis frases favoritas.

IMG_0650.JPG

8. Tuve una emotiva conversación con mi padre en su día, vía FaceTime. El hombre que desde siempre ha estado en mi corazón

fullsizeoutput_c

9. Finalmente he adelantado y corregido los capítulos de mi propio libro que con un poquito mas de esfuerzo espero que pronto este listo… Y también vivi una experiencia extrema.

10. Hace un par de meses visite por primera vez el faro de keybiscayne, una zona muy popular en Miami que me dejo encantada, desde mi visita hubo algo que llamo mi atención y es que, desde esa parte de la isla se ven unas construcciones sobre el mar que no pude ver mas de cerca ni siquiera después de dar un paseo en bicicleta. No había manera de verlos mas de cerca, al menos no en ese momento, pero entonces un grupo de amigos (que están tan locos como yo) y yo decidimos navegar hasta Elliott key, un cayo en el medio de la nada con un 60% de probabilidades de lluvia según el pronostico del clima. Todo, solo para complacer mi capricho de alejarnos por completo de la ciudad al menos una vez, así lloviera, tronara o relampagueara, pero no contábamos con que realmente sucediera así y muchísimo menos con que las nubes taparían nuestra visibilidad en el camino, ni con que la lluvia y el viento nos golpearían tan fuerte. Admitire que tenia miedo, pero miedo del bueno, toda mi vida he amado el mar pero le he tenido miedo a los cruceros por tener la idea no tan absurda de que pase algo extraño en el mar, pero en ese momento ya estaba dentro y solo tenia dos opciones: La primera era disfrutar de la experiencia de navegar con una tormenta y la segunda, preocuparme tanto hasta el punto de terminar arrepintiéndome de no haber disfrutando lo que tanto había querido, así que decidí tomar la primera opción y me calme, no me iba a preocupar por lo que le pasara al bote y ademas por si perdía la vida, prefería preocuparme una sola vez y disfrutar el resto del dia. Finalmente y por primera vez agradeci que el clima de Miami fuera un desastre porque las nubes se fueron y navegamos con viento pero con calma. Disfrutamos del cayo sin señal y sin ningún tipo de distracción mas que nosotros mismos. Encontramos un parque privado donde habia un faro del que no pude obtener una buena foto porque los sancudos me atacaron hasta dejarme rosetas en toda la piel, nos fuimos huyendo de la lluvia que poco a poco volvía a aparecer, pero por desgracia (o por suerte) nos volvió a alcanzar y terminamos pasando la tormenta en uno de los palafitos que se veían sobre el mar desde key Biscayne. Si uno de esos que de cerca nunca pude ver hasta que me toco nadar hasta el.

This slideshow requires JavaScript.

_______________

Con estos días retome un par de cosas como por ejemplo, mi amor por la lectura, el placer de disfrutar mi tiempo a solas sin distraerme pensando en el pasado y la idea de que todo es posible siempre y cuando este plasmado en una agenda de realidades que se adapten a tus capacidades y posibilidades. A veces es necesario arriesgarse y nadar hacia el otro lado para valorar el beneficio de saber donde estamos parados, también que es importante que nunca olvidemos agradecer por las oportunidades que tenemos.

En esta tierra, todo es cuestión de perspectiva. No importa lo mucho que trabajes, no importa lo que la gente piense de ti, no importa si el amor de tu vida esta con el amor de su vida. Lo realmente importante es que sepas que estas aquí, que en algún momento te vas a morir y que en lugar de estar quejándote por lo que no tienes creyendo que algo mas te hace falta deberías valorar lo que has obtenido después de tanto trabajo, porque de lo contrario vas a terminar odiandote por no saber apreciar aquello de lo que en algún momento tuviste la oportunidad de disfrutar. Bien cierto es que en algún momento nos vamos a morir pero sin duda a estas alturas solo quiero buscar mas razones para vivir.

Vive, no solo respires, inténtalo y veras que diez días no son suficientes para disfrutar la vida que te mereces.

PD: Esta canción la tengo super pegada… Mirrors – Justin Timberlake.

1 Comment

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s