• VENEZUELA

Hermano Venezolano,
Yo se que tratas pero no puedes, es complicado, es inhumano, es imposible. 

Sé lo que sientes, y se lo difícil que es explicarlo.

Yo también lo he vivido, también lo he pasado, también he llorado.

Hablo de ese nudo en la garganta y la impotencia de ver a diario las injusticias y la cantidad de madres abrazando a sus hijos sin vida. 

Las personas y los organismos internacionales reconocen que nos duele, porque la característica de un doliente siempre es la misma.

La desesperación y la impaciencia te dominan. Se te salen un par de lagrimas, respiras ira y caminas. 

Con un escudo semi funcional avanzas decidido a seguir esforzándote por recuperar un país que esta perdido, o mejor dicho, un país que nos robaron.

Persistir, resistir y nunca desistir, esa es la consigna que nos repetimos a diario como un mantra mental para no quebrarnos, para auto apoyarnos en lugar de sentarnos en una acera a correr en llanto. 

Cada día nos destroza un poco,

El pesimismo de quien no apoya y tampoco aporta,

Los ojos lagrimosos de quién siente dolor,

La cara tapada de los que perdieron la vida,

La indiferencia de los medios de comunicación que nos dan la espalda,

La risa descarada de quien se burla de una muerte en nuestras caras y la impotencia que te hace desear por un momento convertirte en asesino para acabar con quienes nos han destruido. 
Y entonces aparece alguien que te abraza hipócritamente y te dice que “¡basta!” que ya es “¡suficiente!” que no vale la pena seguir en una guerra perdida y como consecuencia te vas a casa con el corazón destrozado, el alma por el piso y los ojos hinchados del llanto.

Te acuestas y reposas tu cabeza en la almohada mientras te deprimes dandole poder a esas palabras, pero un pensamiento heroico hace que tu pecho se infle y tu alma se exalte cuando recuerdas que eres opositor a todo lo que le resta y discrimina a tu país, porque no existe nada malo en ser un opositor radical ante la pobreza extrema, ante la mediocridad y la falta de meritocracia, esa que es necesaria para tener un presidente que nos represente.

No tiene nada de malo oponerse rotundamente a la falta de buena educación, a la falta de salud publica, a la falta de seguridad y a la escasez de comida.

Pero por sobre todas las cosas JAMAS, será un delito estar en contra de la inseguridad que todos los días se roba una vida.
A ti guerrero venezolano, valiente caballero con armadura oxidada que no se cansa de luchar, te envío mis mas sinceras y honestas palabras de aliento, mis fuerzas y mis oraciones. Porque soy de los que se fueron pero se están preparando para regresar a su país y levantarlo. Mi cuerpo esta ausente pero mis pensamientos estas con ustedes porque no se puede esperar tener un país diferente si somos indiferentes.

Aunque honestamente ningún venezolano es realmente indiferente al ver morir a su hermano.

“En la extraña ciudad de furia, testigo de sueños y sucesos inesperados, sentada una madre se quedo esperando a un hijo que salio y nunca regreso”


#NiUnoMas #NoMasCaidos #SeBusca

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s