• Soledad, ¿amiga o enemiga?

Aunque quieras discutirlo conmigo tengo buenas argumentos para hacerte entender que JAMÁS, será lo mismo, estar solo que sentirse solo.

Las personas tienen miedo a estar solos y tienen razón, puedo entenderlo. De hecho, cualquiera puede hacerlo. Estar solo es deprimente. Es un vacío gigante que pesa toneladas. Pero la soledad es otra cosa, es paz, es reflexion, es conocimiento y alegría.

Puede parecer extraño, pero siempre lo he visto así, principalmente porque los humanos, aunque creamos lo contrario, NUNCA, estamos realmente solos; Siempre hay un compañero de trabajo, un amigo de la infancia, un familiar, un amigo nuevo, un vecino que te averigua la vida, una mascota que te daña los zapatos, en fin, siempre hay alguien que está ahí.

Siempre me ha parecido que las personas que le temen a la soledad es porque no se conocen realmente. No saben sus hobbies, su música favorita, o degustar una simple comida. No saben disfrutar de una película, de una paseo en auto, de la lectura de un libro o tal vez la de un simple periódico. ¡No se conocen! Y es algo ilógico pretender conocer a alguien más cuando no te conoces a ti mismo.

Es perfectamente entendible que luego de una relación intensa, donde hubo amor y pasión salgas destrozado. Es natural, es una perdida y el sentimiento de tristeza y decepción es un proceso por el que tienes que pasar para poder avanzar. Lo peor que puedes hacer es salir corriendo y buscar alguien que cubra tus carencias, porque te estarás haciendo daño y dañando a los demás. Vive tu soledad para corregir los errores del pasado y haz todo lo que quisiste hacer una vez y nunca hiciste, aprovecha el tiempo para disfrutar y conocer lugares y cosas nuevas, de lo contrario pasaras tu vida de un amor a otro, esforzándote por complacer a alguien más sin complacerte -al menos una vez- a ti mismo.

Hay una diferencia entre el amor y el apego emocional. Amar es libertad, darle espacio a tu pareja para que te pueda extrañar, reencontrarse y tener algo que contar. El apego es cuando no aguantas más pero sigues ahí porque no sabes avanzar, porque solo no sabes estar, porque le diste poder a alguien de que solucionará cosas de tu vida que tú pudiste hacer y como consecuencia, te quedas atado porque no sabes hacer nada, ni siquiera algo de ti para ti.

¡Basta, no más! Aprovecha ese tiempo a solas y conócete, pregúntate, cuestiónate. Ahorra dinero, inviértelo en ti, compra la cámara que querías para ser un fotógrafo en tus tiempos libres, haz un viaje corto, únete a un club y conoce gente nueva, haz ejercicio, aprende a jugar tenis o vuelve a practicar futbol. Ve a ese restaurante que tanto te llama la atención y prueba el plato especial del día. Haz una lista de las cosas que quieres hacer antes de los 30, los 60’s o antes de morir y comienza a cumplirla. Ve al cine solo, ten una noche de locura, haz un curso de algo. Trabaja, esfuérzate, lee y se tú mejor versión… esa que le vas a ofrecer a la persona que llegue sin buscarla. No te quedes en el pasado porque estará perdiendo la oportunidad de vivir un increíble presente y creas un maravilloso futuro.



El amor de verdad puede estar en cualquier lugar. Tal vez en el restaurante al que nunca quisiste ir sin compañía, o en el crucero al que tampoco fuiste, en el curso de cocina o en el de bartender, tal vez en la plaza donde van los turistas o en el centro donde venden esas extrañas comidas chatarras.

Como diría Martín glender: ‘Piensa por un momento, en todo lo que serías capaz de hacer por la persona que más amas en el mundo y hazlo contigo’. Ámate a ti, y vive una verdadera aventura con la que puedas conquistar a alguien más, vive una historia que puedas contar y un secreto que tengas que guardar pero del que no te arrepientes porque supiste disfrutar.

‘Es cierto que somos seres sociales, nos debemos a una comunidad, pero, ante todo, somos seré individuales con nuestro propio mundo interior que también requiere atención’

– Ismael Cala, Un buen hijo de P…

PD: Comenta en el último post de: @sapiosexualsite que opinas sobre el amor propio y la soledad. Y ¿que te pareció este post?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s