Somos otros (Segunda parte)

De: AdamSR@gmail.com
Para: Mar1anaO@gmail.com
Asunto: Otra tu, otros yo.
Hora: 8:55pm 
Pues si, así lo hice y no me gusto la manera en la que lo hice.
No debí felicitarte así, jamás debí darle a “enviar” a ese mensaje.
No debí redactar esas letras tan secas, tan frías, tan tú, porque yo no soy así, pero fue mi otro yo, ese Adam que comenzó a vivir cuando te alejaste de mi.
Sin embargo, sucedió algo que no me esperaba, no pensé que reaccionarias así y exigirías lo que de verdad mereces. Algo que siempre debí haber hecho yo.
Te escribo por aquí, vía e-mail, porque no guardo tu número, por eso aquel día cuando llamaste y atendí el celular, lo hice como si estuviera atendiendo al llamado de lo corriente, de lo normal, de lo común; pero no fue así, era justamente lo antónimo a eso, eras tú.
Hay muchas cosas de las que me arrepiento entre nosotros dos, son pocas las que no, y lo peor de todo es que tienen fecha, canción, fotos, lugar y sentimientos, o al menos así lo recuerdo yo. En mi faceta como escritor, hablo siempre sobre la responsabilidad de nuestros actos como humanos, haciendo énfasis en el “no te arrepientas”, pero como te dije un día “si tan solo siguiéramos nuestros propios consejos…”.
Hoy, tal vez es mi otro yo escribiendo esto, pero retomando un poco el objetivo de este correo, hoy quiero darle un feliz cumpleaños a tu otra tu, a la sutil y risueña Mariana hermosa y comprometida con la vida, lo hago sin saber cual yo escribe, si el que lo dio todo por ti y se quedo sin nada esperando encontrarse una vez mas contigo, o el que no te quiere cerca pero aun te mira y te ama desde el silencio.
Has crecido, madurado, aprendido y reflexionado.
Mucho tiempo ha pasado, tanto así que ya no se si usas aquel aroma que tanto me envolvía en el deseo de sentir tu piel, ni se si aún cierras los ojos como una chinita al reírte. Tengo que admitir que extraño tu hermosa sonrisa, tus labios, tu mirada, tu cabello, tus caderas, tu espalda, tus piernas, tus cejas, y ni hablar de la constelación que adorna tu espalda… en realidad absolutamente todo.
No quiero extenderme más porque esto me mantiene atado a recuerdos, a algo que me hubiese gustado que perdurara y no fue.
Dios te bendiga,
Dios te llene de miles de bendiciones para tu bienestar, que el universo te inunde de buenas energías y excelentes vibras para tu alma, tu salud y tu inteligencia.
Quiero que sonrías siempre, quiero que siempre mantengas tus ánimos arriba a pesar de los momentos no tan buenos,
Te quiero siempre motivada,
Te quiero siempre agradecida,
Te quiero con gratitud plena,
Te quiero siempre tú; o tu otra tú, ya no se a que “tú” le escribo…
Siempre que te encuentres mal, recuerda que mañana será otro día y siempre saldrá el sol.
Te extraño,
Te sigo amando,
Pero no te necesito.
Si regresas a mi vida, por favor, que no sea tan tarde…
FELIZ CUMPLEAÑOS!
_______________________________-
¿Que tiene que hacer Mariana, responderle el correo a Adam o no se merece una respuesta? Comenten en la encuesta de @Fernandadesousa17
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s