Demasiadas expectativas.

Estas pero no te siento, te veo cerca pero estas distante.

Esto es estúpido, es inaguantable pero no puedo alejarme; Cuando me siento valiente, siempre, de alguna extraña manera pierdo la fuerza y sin querer encuentro cualquier excusa para regresar a tus brazos que temporalmente me quitan el frío.

No es sano, a ti no te gusta y yo me hago daño. Pero es complicado, yo se que entre nosotros no hay futuro, lo se porque cuando imagino que alguien me entrevista como si yo fuera famosa y me pregunta sobre mi vida amorosa, hablo de ti, pero en pasado. Le cuento al público de ese programa de televisión imaginario que fuiste y que ya no eres. Que ahora, mi esposo, (ese alguien que aún no conozco) está en las gradas mirándome con orgullo. Y yo me siento feliz de que él este ahí.

Se que lo nuestro no llegará a más, tu jamás me amarás de la forma en la que yo te puedo  amar, y a estas alturas ya no tengo amor para los dos. Me cansé de entregarle el corazón a la persona incorrecta. Tu eres muy básico y yo una mujer de expectativas.

De la persona indicada espero caricias, besos inesperados, abrazos reconfortantes, apoyo incondicional, fuerza de voluntad, amor y compromiso. No puedo aceptar menos de lo que yo se que puedo dar.

De ti, ya es mejor esperar solo tu ausencia, sin embargo, te confieso que esa última noche, estuve a punto de hacerte una promesa, de esas que odio, de esas que vienen acompañadas de este mar de emociones que te dejan el nudo amargo en la garganta, Y sin embargo, yo estaba ahí, muerta de amor por ti, reposando mi cabeza sobre tu pecho, escuchando aquella canción que nos eleva hasta el cielo, tocando sutilmente tu barba con mis dedos; Pero justo cuando estuve a punto de prometerte que estaría ahí para ti para siempre, las palabras se atascaron en mi garganta, prohibiéndome verbalizar semejante locura, y no es que no te ame, es que tú no me amas de la misma manera, y simplemente no puedo escribir tu nombre en el primer puesto de mi lista, cuando se que yo siempre estaré en la ultima linea. Cada quien sabe lo que merece y yo merezco el amor que siempre intento darle a los demás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s