Reto, compromiso e influencia.

Un desconocido, recientemente me preguntó qué cual ha sido el mayor de mis retos.

Para ser honesta, no tengo ni idea. Lo que pudo haber sido un reto para mí hace un par de años, evidentemente ya no lo es. Pero fácilmente podría decir que el mayor de mis retos actualmente, ha sido ser constante y disciplinada con respecto a mis metas. Cómo por ejemplo, hacer todo lo posible para sacar mi libro a inicios de 2020.

La motivación no siempre está presente, así que sin duda, ser disciplinada, responsable y puntual, ha sido todo un reto.

Sin embargo, he descubierto que tengo un reto aún mayor, y es creer en mi potencial y en mis capacidades más que nadie.

Todos, en algún momento de nuestras vidas hemos tomado la valentía de tomar decisiones importantes, de manera radical y sin derecho a negociación para poder ser mejores personas. El querer alcanzar metas, va de la mano con la motivación y la disciplina. La inconformidad e incomodidad es lo que nos ayudará a ser más.

Más profesionales, más éticos, más responsables, más amigables, más espirituales, más amorosos y más respetuosos. Y a veces, es doloroso ver la forma en la que algunos seres querido no nos apoyan o nos motivan. Y ahí, es cuando más hay que creer en nuestro potencial.

No me malinterpreten, tengo amigos que valen su peso en oro, pero el desconocimiento hace que nos subestimen. Por ejemplo, imagínate un escenario en el que un fumador, decide dejar el cigarrillo. Motivado, le cuenta a uno de sus amigos que tiene tres días sin fumar, que no ha comprado cigarrillos y que además, se ha inscrito como voluntario para dar charlas sobre las consecuencias de la nicotina y las drogas en la universidad. También le afirma, que aunque ha sido todo un reto, se siente feliz de haber dado un pequeño paso. Sin embargo, su amigo, entre risas le dice “No creo que puedas, ya lo intentaste antes y no pudiste, ¿como vas a convencer a otros de que no hagan lo mismo que tú haces? te doy un día más para que vuelvas al vicio” .

Son millones los ejemplos como este, en los que decidimos ser mejores y no recibimos una respuesta positiva de nuestras personas cercanas, simplemente porque no nos creen. Pero, la realidad es que para convencer a otros primero tenemos que creer en nuestro mensaje y dar el ejemplo, pero también es cierto que no es necesario ser perfecto para inspirar. También podemos inspirar desde nuestras imperfecciones. Hablando con el corazón y contando historias de superación reales, ayudamos a que los otros se identifiquen y nos den un voto de confianza.

Haber estado en una relación abusiva y haber salido de ella, te deja una historia y un aprendizaje que puede cambiar vidas.

Ser esclavo de un trabajo que no te brinda beneficios, felicidad o futuro y tener un plan para salir de ahí con tu dinero, sin ser grosero o malagradecido, puede ser la inspiración de alguien más para hacer lo mismo.

Tener una relación familiar tóxica, con la que decides tomar distancia sin importar si es tu mamá, papá, tío o hermano, es admirable, porque aunque la familia, siempre será familia, nosotros como individuos tenemos el derecho de proteger nuestra paz, salud metal, espiritualidad.

Han sido varías las personas que me escriben compartiéndome sus historias de amor, sus sueños, sus dificultades o simplemente agradeciendo por plasmar una posible solución/ motivación para si mismo.

Yo no tenía ni idea de la influencia que podía llegar a tener en un pequeño grupo de personas, pero me llena de satisfacción saber que mis palabras tienen sentido y conectan. Por lo tanto, mi reto y meta más grande de ahora en adelante será creer más en mí, en mi potencial y confiar en mis capacidades más que nadie. Y recordar que cada vez que me sienta perdida, siempre puedo volver a esa parte tan racional mia que escribe cosas tan acertadas e inspiradoras. Al final, lo que comparto siempre ha sido un reflejo de mis pensamientos y creencias.

Hay que respetarnos, querernos y mantenernos esperanzados y optimistas. Los errores siempre nos ayudarán a tomar futuras mejores decisiones y como consecuencia creceremos con criterio y responsabilidad.

¿Estamos de acuerdo? Espero tu respuesta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s